Picar entre horas es la forma de mejorar la dieta según Harvard

Salud 27/07/2023 Paula Stiler
Picar entre horas es la forma de mejorar la dieta según Harvard

Picar entre horas es la forma de mejorar la dieta según Harvard

A menudo hemos escuchado cómo picar entre horas nos impide mejorar nuestra dieta, nos retrasa en nuestros objetivos de pérdida de peso o desequilibra nuestra alimentación. Pero esto no tiene por qué ser siempre así. Lo cierto es que los snacks también pueden ayudarnos a lograr nuestros objetivos sean cuales sean: perder peso, controlar la diabetes, e incluso prevenir enfermedades cardiovasculares.

Pero, lo más importante, según Harvard, es mejorar la calidad de nuestras elecciones a la hora de picar entre horas. Los nutricionistas afirman que muchas personas suelen optar por tentempiés ricos en almidón, como el pan o las patatas fritas, lo cual no siempre es lo más adecuado. Otros, creyendo que están obteniendo beneficios para su salud, eligen los típicos snacks que supuestamente están hechos de verduras y que, sin embargo, suelen ser simplemente patatas fritas con verduras en polvo que le dan color y sabor. El secreto para que los snacks sean buenos para nosotros está en elegir una opción equilibrada. Esto no quiere decir que tengamos que decir adiós a aquellos que están compuestos principalmente de carbohidratos, sino que nos aseguremos de que sean opciones más nutritivas; por ejemplo, fruta o productos hechos con harinas integrales. La clave está, por supuesto, en acompañarlas de proteína y grasas saludables.

¿Por qué? Porque si lo hacemos así, los carbohidratos pasarán a nuestro flujo sanguíneo de forma más lenta y, por lo tanto, en un período de tiempo más largo. Esto le dará a nuestro cuerpo más espacio para quemar las calorías, y nos sentiremos más llenos y satisfechos hasta nuestra próxima comida.

Si lo que comemos son chucherías, patatas fritas o, en definitiva, cualquier ultraprocesado, lo más seguro es que tengamos hambre antes, normalmente una hora después de haber comido. De esta forma, acabamos consumiendo más calorías, que se almacenarán como grasa y que, por lo tanto, truncarán nuestros objetivos de pérdida de peso o de controlar los niveles de azúcar en sangre.

Tomar snacks, ya sea a media mañana o en la merienda, es bueno porque nos puede ayudar a tomar las 4 o 5 piezas de fruta que se recomiendan diariamente, algo que no todos hacemos. Pero, en lugar de tomarnos solo una manzana o un plátano, es mejor combinarlo alimentos ricos en proteínas y grasas saludables, como frutos secos o chocolate negro.

¿Cuál es un picoteo entre horas saludable?

Lo más importante es que lo que tomemos esté mínimamente procesado, y que lo combinemos de forma correcta. Algunas ideas serían:

-Yogur griego bajo en grasa, con toppings como fruta. El yogur griego es muy rico en proteínas, por lo que nos mantendrá llenos durante mucho tiempo.

-Un mix de frutos secos, semillas, fruta deshidratada y chocolate negro. Debemos tener cuidado con las cantidades porque los frutos secos son altos en calorías pero, de todas formas, esto sería un snack perfecto. Eso sí, debemos mirar bien los ingredientes para asegurarnos de que no tienen añadidos.

-Hummus con verduras, como zanahoria o tomates cherry. Últimamente el hummus se ha convertido en un clásico de los aperitivos, y no es de extrañar: es rico en proteínas y está delicioso.

-Manzana, plátano o panecillos integrales con alguna crema de frutos secos, como cacahuete, almendras o anacardos. Debemos asegurarnos de que las cremas estén hechas con un 100% de frutos secos y nada más.

-Edamame. Es uno de los alimentos más ricos en proteína y algo que podemos tener siempre a mano.

¿Tenemos hambre o solo estamos aburridos?

Es una de las grandes preguntas que debemos hacernos. A veces, comemos simplemente por aburrimiento o por costumbre, pero no porque tengamos hambre. No pasa nada, pero si queremos cumplir con nuestros objetivos y mejorar nuestra dieta, es útil preguntarnos a nosotros mismos por qué lo estamos haciendo, sobre todo porque, si nuestras comidas son equilibradas, deberían mantenernos llenos durante, al menos, 4 horas.

Si nos cuesta reconocer si tenemos hambre, podemos tomar una bebida caliente, como té o café, para ver si se nos pasan las ganas de acudir al frigorífico. Pero, ¡ojo! estas bebidas en ningún caso deben sustituir a las comidas o snacks, simplemente para comprobar si realmente estamos hambrientos o no.

Llevar una dieta equilibrada no tiene por qué suponer despedirnos de los pequeños placeres. Todo lo contrario. Significa hacer todo con moderación, incluyendo el picoteo entre horas. Si los organizamos correctamente, en lugar de frenarnos, nos ayudarán a llegar aún más rápido a nuestra meta.

como-aparecer-en-google-news-y-publicar-tus-noticias-2