Este es el Porsche que conduciría Barbie: un vistazo al Bubblegum 911

Autos 18/07/2023 Paula Stiler
Porsche Barbie
Cortesía de Gunther Werks

Este es el Porsche que conduciría Barbie: un vistazo al Bubblegum 911


¡Imagínate a Barbie al volante de un coupé rosa brillante, zumbando a través de una pista de carreras! ¿Suena como una fantasía? Bueno, esta puede ser la realidad gracias al genio de la manufactura alemana, Porsche, que ha introducido al mundo a un modelo único de su clásico 911, bautizado como "Bubblegum". Este vehículo no es solo un coche, es una declaración de estilo. Un grito que desafía las convenciones y está impregnado de la audacia y singularidad del universo Barbiecore que ha influenciado desde la moda hasta la gran pantalla.

Un coche que captura miradas

El último movimiento de Porsche, marca de renombre en la fabricación de automóviles deportivos de lujo, ha dejado al mundo del motor perplejo. Su presentación de un modelo 911 tipo 993, pintado en un rosa chicle brillante, deslumbra al primer vistazo. Fue develado en el 30º Festival de la Velocidad de Goodwood y, desde entonces, ha sido el centro de la conversación.

El toque Bubblegum

El tono rosa nacarado de tres fases tiene un matiz metálico ultrafino que descansa en el centro del coche. Esto, junto con una franja de fibra de carbono expuesta, le da a este Porsche 911 un aspecto aún más deportivo. Este automóvil no solo es un espectáculo para la vista, sino que también es un demonio de la velocidad. Bajo ese bonito capó rosa, esconde un motor de 4.0 litros y seis cilindros planos con una potencia de 700 CV. Sí, has leído bien. Este coche puede alcanzar una velocidad punta de más de 300 kilómetros por hora.

Detalles que enamoran

La atención al detalle en este coche es simplemente impresionante. Una transmisión manual, presumiblemente una caja de cambios de seis velocidades, es el corazón de este monstruo. En su interior, una combinación de fibra de carbono y Alcantara negra con detalles rosas cubren los firmes asientos, extendiéndose a los paneles de las puertas, embellecedores y hasta el volante. Este coche es una mezcla magistral de estética vanguardista y tradición deportiva.

La experiencia de conducir el Bubblegum 911

Con una instrumentación fácil de leer, basada en una esfera blanca para el tacómetro, no es difícil imaginarse a Barbie, en un mono de carreras, manejando este coupé a toda velocidad con Ken a su lado. Aunque no podamos ver esto en la película, sí podemos maravillarnos con esta joya que Porsche y Gunther Werks han creado.

En conclusión, "este es el Porsche que conduciría Barbie si Barbie fuera piloto de carreras". Un coche que empuja los límites de lo convencional y destaca tanto en diseño como en rendimiento. Mientras esperamos conocer más detalles sobre este modelo único, el Bubblegum 911 se queda con nosotros como un ejemplo más de cómo la creatividad puede tomar giros inesperados y emocionantes en la industria automotriz.

como-aparecer-en-google-news-y-publicar-tus-noticias-2